viernes, 8 de junio de 2012

Pronunciamiento Público


La paz es fruto de la justicia

El SERVICIO PAZ Y JUSTICIA EN AMÉRICA LATINA (SERPAJ – AL) con estatus consultivo ante Naciones Unidas, y su Presidente, Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz,  reunidos en su XII Asamblea Continental en la ciudad de Santiago de Chile manifiestan:

  1. Que el permitir  por parte de gobiernos de turnos y otros sectores de la sociedad, se reivindique la imagen represora, torturadora y golpista de un dictador, solo demuestra el poco interés en acabar con la impunidad de los delitos de lesa humanidad cometidos contra gobiernos electos democráticamente, como el de Salvador Allende.
  2. La lógica militarista de las décadas de los años 60 y 70 en nuestra América Latina ha cambiado de estrategia insertándose en la sociedad por medio de otras formas sofisticadas de control, como por ejemplo las políticas sociales asistencialistas.
3.   Las reformas parciales al sistema económico, además de no mejorar los niveles de vida de la población más desfavorecida, se convierten en mecanismos clientelares que favorecen el status quo.

4.   El modelo productivo hegemónico, impone la doctrina del pensamiento único, criminalizando la protesta social e invisiblizando la diversidad y pluralidad de nuestro continente.
Es por ello que manifestamos nuestro repudio al homenaje programado al dictador Pinochet, pues creemos que sería un "homenaje a la tortura, a la desaparición de personas, a la destrucción del Estado de Derecho". Dicho acto es un atropello a la dignidad de miles de chilenos y chilenas que continúan luchando por verdad y justicia.
Asimismo reafirmamos:
        
1.   La fuerza de la democracia está en su pueblo, por ello que los recursos de un país deben estar destinados a materializar sus derechos y no al fortalecimiento de fuerzas represivas.

2.   La importancia de favorecer procesos de toma de conciencia de la población, para la exigencia de sus derechos como una forma de liberación.

3.   Nuestra solidaridad con todas las personas que luchan por una vida digna, por medio del ejercicio legítimo a la protesta, acción plena a la libre determinación de los pueblos, como es el caso del pueblo mapuche y de los/as estudiantReiteramos nuestro compromiso por la construcción de una cultura de paz que cuestione la espiral de violencia y busque mecanismos hacia una sociedad diferente, basada en la vigencia de los derechos humanos.



Adolfo Pérez Esquivel
PREMIO NÓBEL DE LA PAZ

Secretariados Nacionales en: Argentina, Colombia, Chile, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay y Uruguay